5 PROBLEMAS GENERADOS POR EL DESCONOCIMIENTO DEL MERCADO.

Desconocer el mercado es uno de los puntos de inflexión para la toma de decisiones dentro del marco competitivo de las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas de los diferentes sectores económicos en Colombia. Seguramente usted habrá conocido algún amigo o familiar que ha emprendido en algún negocio o empresa, y lamentablemente los resultados no fueron los suficientemente positivos para superar con éxito los primeros años de operación.

De acuerdo con la Cámara de Comercio de Bogotá, “la principal causa para que las empresas capitalinas se liquiden es la falta de conocimiento y preparación de sus propietarios y administradores en temas de gestión, administración y finanzas”, añadiendo que, “las empresas no estudian el mercado y sus competidores”.

Pero ¿cuáles son esos 5 problemas neurálgicos causados por el desconocimiento del mercado? Guiados por nuestra experiencia, en CVN – Centro Virtual de Negocios te los contamos:

  1. Incertidumbre: Brecha para la toma de decisiones estratégicas

La capacidad de toma de decisiones se pone a prueba en los momentos de incertidumbre. Las circunstancias que rodean el no tener claro qué hacer, especialmente cuando se tiene información incompleta, parcializada o peor aún, cuando no se cuenta con ella, generan que nuestras decisiones sean afrontadas con ansiedad e inseguridad, trayendo efectos nocivos para nuestra industria.

El mundo empresarial actual demanda capacidad estadística y matemática, además de un análisis profundo y ágil de los datos para acotar información que permita ahorrar recursos clave y tomar decisiones efectivas. Es claro que, en un mundo tan cambiante la incertidumbre es una condición difícil de erradicar o mitigar de manera inmediata; sin embargo, es mucho más fácil afrontarla cuando conocemos a nuestro nicho en detalle.

La incertidumbre en un equipo de trabajo desinformado puede ser el principio del fin de una idea de negocio, compañía o proyecto empresarial. Una forma de contrarrestarla se encuentra en la adopción de modelos que permitan analizar y minimizar esfuerzos y facilitar decisiones basados en datos e información confiable, de la mano de aliados expertos en el campo. 

2. Errores en la proyección de ventas no dirigidas hacia tendencias

Para que las ventas de nuestra organización sean garantía de sostenibilidad, se debe tener pleno conocimiento sobre las tendencias del mercado. Sin embargo, y aunque suene obvio, este es un aspecto que no siempre tienen en cuenta los directivos de las empresas, situación que se traduce en el desarrollo de productos o servicios con bajos niveles de innovación, que no responden real y concretamente a las necesidades de los clientes, causando obsolescencia dentro del panorama competitivo, con fuertes impactos en las ventas y la rentabilidad del negocio. 

Con el paso del tiempo los datos se han integrado de manera cada vez más relevante dentro de las decisiones organizacionales: el poco conocimiento de los consumidores hace que no se tenga visión prospectiva de sus tendencias, gustos, expectativas, y que, por ende, nuestra solución no sea acogida en el mercado, perdiendo ventaja frente a la competencia.

3. Baja prospección en innovación

La innovación es un proceso que refuerza las aptitudes propias de las organizaciones de la mano de una buena gestión del cambio; lo que busca es intervenir en futuros procesos asociados al conocimiento del sector y la aplicación de tecnologías que permitan estar a la vanguardia de las tendencias de la industria y principalmente adelantarse a ellas para ser pioneros y protagonistas de nuestro gremio. Sin embargo, si desconocemos el mercado, fallaremos en nuestro propósito innovador.

La baja prospección de la innovación, o una innovación pensada en un impacto inmediato y no a mediano plazo, generará que se tomen medidas momentáneas, poco visionarias que no aportarán a la sostenibilidad de los productos o servicios y su presencia y evolución a futuro; aspectos derivados de una baja cultura de análisis de datos, manejo e interpretación de los mismos. 

Puede que usted haya escuchado decir: “la innovación depende de la capacidad financiera que tenga una empresa para generar nuevos productos y servicios para sus consumidores” o tal vez, “no tengo alguien lo suficientemente creativo para generar algo innovador”, lo cierto es que, estas afirmaciones no corresponden plenamente a la verdad empresarial, ya que conocer el mercado es la llave de oro que puede abrir un mundo de grandes oportunidades. 

Según el Manual de Oslo, las innovaciones ocurren desde pequeños cambios que puedan mejorar la perspectiva en el proceso de costes, mercadotecnia, procesos internos y productos tanto nuevos como existentes, que a su vez generen impacto a través del correcto manejo de datos.

4. Grandes costos de oportunidad

Cuando tomamos alguna decisión sin conocer y analizar el mercado, incurrimos en uno de los problemas más frecuentes si hablamos de costos: hemos renunciado a la oportunidad de aprovechar otras condiciones favorables que nos aporta el mercado a la rentabilidad de nuestra empresa.

Bien dice el refrán popular: “el que no sabe es como el que no ve”. Podemos tener en frente un sinnúmero de posibilidades viables, rentables y no tomarlas o bien, aventurarnos en escenarios poco fiables y de alto riesgo que nos impacten significativamente.

Es allí cuando las decisiones basadas en información sintetizada, analizada y tratada correctamente, nos permitirán ver objetivamente la realidad y podremos responder y enfocar nuestros esfuerzos en el mercado más conveniente para nuestra industria, aprovechando al máximo las oportunidades que nos ofrece el entorno.

Convertirse en una empresa guiada por datos que adopta una cultura de la información en todos sus niveles, acompañada de un equipo profesionales capacitados traerá resultados que seguramente lo van a sorprender.

5. Reputación estratégica desvirtuada

En general, la percepción que tiene el cliente sobre algún producto o servicio que adquiere está directamente relacionada con la imagen que proyecta una empresa. La reputación nos envía constantes señales de know-how de lo que hace una organización hacia el exterior, y eso es fácilmente percibido por el consumidor.

Pero, ¿cómo se construye nuestra reputación? Sencillo, constantemente nuestro producto o servicio es fuente de comparación por sus atributos: calidad, precio e imagen, ningún elemento se escapa, desde una galleta hasta un producto financiero sufren evaluaciones constantes. Desconocer cómo nos perciben los clientes, dejar de monitorear sus opiniones, pensamientos y sentimientos puede poner en riesgo nuestro negocio, y tal vez cuando prestemos atención sea demasiado tarde.

Construir una marca sólida, con excelente reputación, una fuerte relación de fidelidad y confianza con los usuarios es el resultado de aportar una solución que compagine con las tendencias y comportamientos de nuestro nicho, eso sólo es posible con el seguimiento de un mercado que nos aporta información en constante evolución. 

Así que, evita caer en estos 5 efectos negativos generados por el desconocimiento de tu mercado, déjate guiar por los datos y el acompañamiento de aliados estratégicos que te ayuden a convertirte en una empresa data-driven y alcanzar todos tus propósitos.

¿Quieres ampliar los datos o aclarar la información? Escríbenos a través del correo servicio.cliente@cvn.com.co, comunícate a la línea (57) 304 572 8077 o a través de WhatsApp y conoce más sobre nosotros: CVN, más de 14 años aportando datos oportunos y confiables en Latinoamérica.

Consulta otros artículos de interés:

 

Deja una respuesta