Análisis al entorno actual: Estados financieros de mercados

Análisis al entorno actual

Estados financieros de mercados

Al finalizar esta semana las bolsas europeas y los estados financieros de mercados, prendieron las alarmas luego de los resultados corporativo publicados por Deutsche Bank en el que se indicó una pérdida de 497 millones de euros en 2017, como consecuencia de la reforma  fiscal realizada por Estados Unidos, acumulando así, tres años consecutivos de pérdidas. 

Dentro de este panorama el dólar logró recuperarse luego de la publicación de los datos de empleo en Estados Unidos, los cuales continúan registrando un buen desempeño y siguen dando síntomas de fortaleza con una creación de 200.000 empleos frente a los 180.000 esperado por el mercado; así mismo, el incremento de salarios que superó las expectativas y alcanzó niveles no vistos desde 2009.

Otro aspecto positivo fue el anuncio realizado por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos en las que se destacó la confianza en la inflación y crecimiento en el país, en el que se espera que el comportamiento en la creación de empleos en Estados Unidos, influya en las expectativas sobre un aumento de las tasas de interés.

 

En cuanto al tema del petróleo este descendió y se ubicó en los US$65,4 por barril, a pesar de la variación positiva que se había registrado en la jornada anterior. Este fenómeno según expertos se da como consecuencia de la caída en la producción de petróleo en Venezuela.

En el plano nacional, se dieron varios anuncios entre los que el Banco de la República destacó el recorte en la tasa de interés en 25 pb hasta 4,5% en el que se completa el ciclo de reducción de tasas.

En los estados financieros de mercados, algunos indican que estas decisiones de política monetaria son ligeramente expansiva y hacen que el riesgo de la convergencia de la inflación a la meta sea más lenta de lo proyectado.

Para los colombianos la situación económica del país cada día está peor, como consecuencia de la elevada tasa de desempleo, el aumento considerable en los precios de la canasta familiar, transporte, servicios públicos y otros. A esto se suma el sinsabor por parte de la clase obrera en el bajo incremento del salario mínimo que no logra cubrir las necesidades básicas de los colombianos y que no permite la adquisición de bienes.

Este panorama crítico y desalentador es percibido con mayor énfasis por los habitantes de las zona Pacífico y Andina. Por otro lado, las personas que viven en la zona Caribe consideran que el 2018 ha sido mucho mejor en comparación con el año anterior.

Para más información: https://www.cvn.com.co/

Noticias recientes