Fertilizantes

De acuerdo a La Asociación Internacional de la Industria de los Fertilizantes (IFA), en el 2018, el consumo mundial de fertilizantes creció un 1.3%, con respecto al año anterior alcanzando un estimado de 187 millones de toneladas, cuando la demanda de fósforo y potasio creció, mientras que la demanda de nitrógeno aumentó levemente.

Pese a los bajos precios internacionales de productos como los cereales secundarios y el trigo, un incremento en la mayoría de productos básicos como el arroz y la soja, posibilitó un crecimiento en el consumo de fertilizantes.

Para el 2019, se espera que la demanda mundial de fertilizantes siga aumentando moderadamente entre un 0.7-0.8% (189Mt). Este leve crecimiento está previsto siempre y cuando factores como: clima desfavorable, la depreciación de la moneda en países consumidores, tensiones geopolíticas y avances en la eficiencia del uso de fertilizantes en países desarrollados y en China, no irrumpa drásticamente la producción de estos productos.

La IFA prevé que para el 2020 la demanda de fertilizantes repunte al registrar un crecimiento del 1.6% (191.4 Mt) gracias a una mejora de los precios de los granos y a un aumento en la superficie sembrada con cereales.

Proyecciones mundiales

Siguiendo con las proyecciones de la IFA, la demanda de fertilizantes en las regiones desarrolladas, no va a ser tan fuerte, siendo Oceanía y Norteamérica los mercados donde más consumo de abonos y nutrientes va a presentarse .

En términos de volumen, América Latina, Asia del Sur, África y Europa del Este y Asia Central (EECA) llegarán a demandar el 80% de los fertilizantes y nutrientes usados para la agricultura, ya que estas tres regiones están llamadas a ser las que más crecimiento agrícola tengan en la próxima década.

El crecimiento de la demanda de fertilizantes en Asia occidental estaría sujeta  al contexto geopolítico de la región, por lo que las proyecciones que hace la IFA son especulaciones.

En oriente, dice la asociación, que la demanda de nitrógeno se contraerá ligeramente y la demanda de potasio se estancará debido a las nuevas políticas sobre fertilizantes que implementará China.

Nuevas medidas

Desde el año pasado, en varios países productores de fertilizantes se han implementando una serie de regulaciones y exigencias para la expedición de permisos de extracción de potasio, fósforo y nitrógeno, que han llevado a un aumento en las medidas de defensa comercial y requisitos de calidad para los productos fertilizantes.

Como consecuencia de estas medidas, la producción de éstos tiende a bajar, sobre todo del nitrógeno, que en los próximos cinco años se reducirá dramáticamente por el cierre de varias plantas en China.

Panorama económico 2018-2022

La IFA ha calculado que la industria de los fertilizantes entre 2018 y 2022, invertirá cerca de US$98 mil millones en la construcción de 60 nuevas unidades de producción, agregando 78 Mt de productos de capacidad.

Las inversiones están pasando de los activos de producción a las soluciones de nutrientes para plantas, la infraestructura de distribución, los servicios de clientes/agricultores y los productos de valor agregado.

Una mirada a la situación colombiana

De acuerdo con algunos cálculos elaborados por Fedesarrollo, los gastos en  insumos, incluyendo semillas y agroquímicos, para la producción por hectárea de varios alimentos de la canasta familiar, pueden representar la mitad del costo total de la operación.

Los fertilizantes y agroquímicos que se usan en el país pueden llegar a tener un peso del 35% del costo total, por lo que es muy importante conocer muy bien el producto para optimizar y reducir el riesgo de pérdida en los cultivos.

En el país existen dos grandes grupos: la materia orgánica, compuesta por los abonos; y los productos de la industria química básica, como son los plaguicidas, herbicidas y reguladores.

El mercado colombiano produce alrededor de 1.6 millones de toneladas de fertilizantes por año, de las cuales 600.000 toneladas pertenecen a una multinacional noruega que concentra su producción principalmente en la planta de Cartagena, con 450.000 toneladas.

Estudios aseguran que para el 2050 la población mundial rondará los  8.900 millones de personas, más de 80% concentradas en las ciudades, lo que implica que la demanda por alimentos se fortalecerá lo cual supondrá una presión al alza en el uso de fertilizantes para suplir las necesidades alimenticias del planeta.

Para obtener más información sobre el uso de fertilizantes en Colombia y en el mundo visita u obtener mayor información acerca de comercio exterior y producción, ingresa al siguiente link: www.cvn.com.co

Artículos relacionados