Maquinaria amarilla

La demanda de maquinaría amarilla es un excelente termómetro de la economía. Donde se construye una carretera, una vía férrea, se instala una torre de telecomunicaciones o se edifica un puerto, se está abriendo una puerta al progreso y a la inclusión social.

A más obras, mayor demanda de esta maquinaria y esto es algo que en Colombia se tiene proyectado en los próximos tres años con la derogatoria que creó el Plan Nacional de Desarrollo 2018/2022 en el que se tienen presupuestados 1.100 billones de pesos distribuidos de la siguiente manera:

  • Educación: $216,5 billones
  • Salud y Protección Social: $157,3 billones
  • Minas y Energía: $122,5 billones
  • Defensa y Policía: $96,2 billones
  • Transporte: $86,2 billones
  • Vivienda, Ciudad y Territorio: $65,6 billones
  • Emprendimiento y Economía Naranja: $65,1 billones
  • Inclusión Social y Reconciliación: $46,7 billones
  • Agricultura y Desarrollo Rural: $21 billones
  • Trabajo: $20,9 billones
  • Ambiente y Desarrollo Sostenible: $9,5 billones
  • Otros sectores: $188,2 billones

Los equipo pesados para la construcción o maquinaria amarilla, se refiere a todos los vehículos diseñados para realizar múltiples tareas tales como elevación, excavación, acarreo, pavimentación, clasificación y perforación. Este tipo de equipos incluye excavadoras, tractores, motoniveladoras, rodillos, transportadores, camiones de volteo, compactadores y adoquines.

Con base en esto y a lo previsto en el Plan Nacional de Desarrollo, la demanda de maquinaria amarilla podría aumentar considerablemente, ya que se necesitarían para la puesta en marcha de las ocho autopistas de cuarta generación y la ejecución y reactivación de 21 obras más. Esto representa una gran oportunidad para las empresas importadoras de estos equipos, que en el 2018 alcanzaron trajeron mercancías por la suma de  US$ 30,5 millones.

Además, de los proyectos mencionados, la ANI busca la construcción de 533 kilómetros de nuevas vías y rehabilitar cerca de 1.403 kilómetros en los departamentos del país donde lidera la ejecución y desarrollo de los proyectos de infraestructura vial, bajo el modelo de concesión. Cabe destacar que la Entidad también proyecta en el cuatrienio poner en operación comercial 657 km de vía férrea y modernizar más aeropuertos.

Minería: la joya económica de Colombia

Uno de los sectores claves de la economía del país es la minería, pues fue éste uno de los de mayor crecimiento (5.3%) en la medición del PIB del primer trimestre de 2019. Según el DANE (Departamento Administrativo Nacional de Estadística), tan solo en el 2018 esta actividad generó 2.5 billones de pesos en regalías.

Por su parte, la Agencia Nacional de Minería (ANM) afirma que éste sector representa el 2.1% del Producto Interno Bruto, generando 350 mil empleos directos y casi un millón de puestos de manera indirecta.

A pesar de su relativamente baja participación  dentro del PIB, en el marco del Plan Nacional de Desarrollo se tiene previsto una producción de 92 millones de toneladas de carbón por año, y de 42 toneladas de oro.

De momento y de acuerdo a cifras de la ANM, en el primer trimestre del presente año el carbón aumentó su producción 6,5 %, al pasar de 19,6 millones de toneladas en el primer trimestre de 2018, a 20,9 millones en el mismo periodo de este año. Mientras que la producción de oro llegó a 8.9 toneladas, un incremento del 20 %, debido al precio en el mercado de este metal.

Alternativas al carbón

El carbón ha sido el mineral estrella del país, pero el coltán, uranio y roca fosfórica se han convertido en los minerales que más han llamado la atención a inversionistas extranjeros.

Colombia tiene una ubicación geográfica estratégica en el cinturón de la Cordillera de Los Andes, donde existe una tendencia metalogénica altamente favorable para prospectos y depósitos metálicos. Es el caso del coltán que según el Servicio Geológico Colombiano las reservas de este mineral están estimadas en más de 1.000 millones de toneladas.

De acuerdo a estudios de la Agencia en el primer trimestre de 2019, Colombia produjo 13.480 toneladas de roca fosfórica. Al año, Colombia tiene un promedio de 50 mil toneladas al año, situando al país  como el cuarto productor de Latinoamérica.

El rápido aumento del sector de la construcción, la inversión gubernamental en actividades de desarrollo de infraestructura y minería, como lo pensado en el Plan Nacional de Desarrollo, impulsarán la demanda de maquinaria amarilla en el país.

Además, se espera que el aumento de las actividades de I + D por parte de los principales actores y el desarrollo de maquinaría amarilla con sistemas de control de emisiones y tecnológicamente más avanzados, creen una oportunidad lucrativa para el crecimiento del mercado mundial de equipos de construcción pesada a largo plazo.

Si quieres saber más sobre el sector automotriz u otros nichos económicos del país, en el Centro Virtual de Negocios encontrarás toda la información que necesites para estar siempre al día. Síguenos en: www.cvn.com.co.

Artículos relacionados