Sector manufacturero colombiano más optimista en el 2019

Sector manufacturero

Se conoce como sector manufacturero a las actividades que se dedican exclusivamente a transformar la materia prima a bienes de consumo. Estos se categorizan en dos clases de bienes:

– Bienes intermedios: se utilizan como insumos para la producción de otros bienes, pasando a través de distribuidores que se encargan de aproximar el producto a sus diversos públicos de destino.

– Bienes finales: se consideran productos terminados así que no sufre una modificación para llegar al cliente final, por lo que no pasa por más intermediarios ya que está listo para su comercialización directa.

La industria manufacturera es la producción en masa de estos productos, donde podemos encontrar a la agroindustria, textiles, fármacos, joyería, químicos, papel, equipos electrónicos, entre otros.

Estas características lo convierten en el sector secundario de la economía ya que el primero es trabajar con la materia prima en bruto.

Con el auge de esta industria a nivel mundial, el sector manufacturero se ha convertido en una fuente generadora de empleo principalmente urbano por los procesos que se tienen que realizar.

Aterrizando las cifras en nuestro país Colombia:

Gracias a la ubicación geográfica de Colombia, este país se ha convertido en un centro de distribución y producción de gran relevancia para los mercados internacionales donde se establece como una región promisoria según las calificadoras de riesgo que otorgan al país el grado de inversión.

Bruce Mac Master, El presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI) afirmó que “durante el 2018 la industria manufacturera tuvo un desempeño favorable, con signos claros de recuperación frente al complejo panorama que se vivió en el 2017 en el sector”, destacando que el indicador de capacidad instalada fue superior al promedio histórico con 79,8%”.

La situación favorable de la industria manufacturera se refleja en la percepción de los empresarios sobre el clima de negocios, agregó el directivo. “En promedio en el año 2018, el 60% de los encuestados consideró la situación de su empresa como buena, nivel superior al 55% observado en el año 2017”.

Esto también se evidencia en un informe presentado por Davivienda Corredores S.A, donde asegura que “las empresas esperan que las oportunidades de exportación, la mejoría de la demanda y la firma de contratos pendientes favorezcan la expansión de la producción industrial”.

Todos estos indicadores apuntan a que en el sector manufacturero se pueden realizar más inversiones, por lo que se plantea una mejora en varios aspectos:

– Modernización tecnológica.

– Reposición de equipos.

– Reducción de costos.

– Ampliación del mercado interno y externo.

– Búsqueda de alianzas estratégicas.

Según Jorge Restrepo, docente de economía de la Universidad Javeriana,”estas innovaciones se realizarán con el fin de potencializar la industria en el exterior, ya que Colombia no es un país que tradicionalmente procese y desarrolle productos manufacturados, se trata de aprovechar una ventaja comparativa, nosotros importamos aquello en lo que no somos especialistas y exportamos en lo que somos productivos, por eso, despachamos más materias primas que manufacturas”, agregó.

Obstáculos

Durante el 2018, en el sector manufacturero colombiano los empresarios tuvieron que sobrellevar obstáculos como:

– Costo de las materias primas.

– Tipo de cambio.

– Infraestructura y costos logísticos.

– Estrategias agresivas de comercialización.

– Contrabando.

– Incertidumbre tributaria.

– Capital de trabajo.

– Trabajo informal.

– Legislación y cartera.

– Falta de demanda.

Así que aunque el futuro se ve promisorio, todavía se tienen que mejorar aspectos del sector manufacturero; además de los mencionados anteriormente; en el 2019 los productores también se enfrentarán a la incertidumbre de cómo se va a implementar la Ley de financiamiento en donde hay gran expectativa sobre la competitividad, porque los indicadores del International Institute for Management Development (IMD) para el año 2018 fueron desalentadores, ya que con una muestra de 63 países, Colombia se ubica en el puesto 58 bajando 4 posiciones a comparación del 2017.

Teniendo en cuenta todos estos factores, los empresarios aún reflejan altas expectativas para el 2019, 44,6% de los directivos de las compañías tienen una visión positiva del mercado, siendo esta una cifra que se ubica por encima del promedio histórico de la EOIC y por encima del indicador del 36,2% del 2017, lo cual crea un clima positivo para los negocios.

Si deseas obtener más información sobre temas de economía y los diferentes sectores industriales, puedes ingresar al siguiente link: www.cvn.com.co

 

Artículos relacionados