Sistema de salud colombiano

A pesar de que el sistema de salud colombiano es un ejemplo internacional en cuanto a cubrimiento, pues alcanza al 95 % de la población, según el Banco Mundial, existen factores que limitan el  acceso de los ciudadanos a los servicios prestados así como fallas en la eficiencia del sistema.

De acuerdo a una encuesta del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), solo el 30 % de los asegurados del país realmente pueden acceder a la atención primaria del sistema, lo que ha llevado que el servicio de emergencias sea el más concurrido.

Además de los problemas económicos propios del sistema de salud colombiano, un factor que ha tenido gran repercusión en los últimos años es la inmigración, en su mayoría por parte de ciudadanos venezolanos quienes llegan al país en busca de mejores condiciones de vida.

Para entender la magnitud de la inmigración que vive Colombia hay que resaltar que de los 63 mil venezolanos que diariamente cruzan la frontera (la segunda migración más grande del mundo después de Siria), 2.500 se quedan en el territorio nacional. 

De acuerdo a la dirección de Migración en Colombia, 1.296.552 venezolanos se encuentran en el país que pueden tener accesos a los servicios de salud, pues el gobierno ha establecido que este servicio no se puede negar a pesar de las falencias que tiene el sistema.

Respecto a esto, Fabio Aristizábal, Superintendente de Salud, asegura que aproximadamente el 50 % de los recursos que el gobierno destina a los hospitales del país, van para la atención de los inmigrantes, en especial para los ciudadanos venezolanos.

“Los centros médicos están facturando miles de millones de pesos pero solo están recaudando $500 millones, porque la mayoría de la facturación es de la población venezolana”, agregó el funcionario.

Así mismo, Artistizábal afirma que la prestación de este servicio le cuesta a Colombia cerca de un billón de pesos y que los recursos destinados no son suficientes para hacerle frente a la problemática sanitaria que se está dando en las ciudades fronterizas. 

“Los recursos no son suficientes, pero tenemos que seguir atendiendo a los venezolanos, no podemos dejarlos de ayudar. Tenemos que apropiar recursos nuevos. Ese es un trabajo que tiene que hacer el Ministerio de Hacienda y el Ministerio de Salud, de lo contrario colapsaría la red pública”, señaló el Superintendente. 

Cooperación incompleta

Aunque Colombia ha recibido desde enero de 2018 unos 228 millones de dólares para enfrentar la crisis, éstos no han sido suficientes para darle cobertura sanitaria a la gran cantidad de inmigrantes que en su mayoría se encuentran en Bogotá ( 270.000) y Cúcuta (176.695).

Además, es preciso agregar que el país solo ha recibido un 21 % de los fondos que los organismos internacionales se comprometieron a dar. Estos ascienden a 69.3 millones de dólares. 

Niñez apátrida 

De acuerdo a cifras de la Registraduría Nacional, hay más de 20 mil recién nacidos en Colombia, hijos de venezolanos migrantes, pero haber nacido en territorio nacional no los hace merecedores de la ciudadanía. 

A diferencia de otros países del continente, en Colombia por normativa, no basta con nacer en el territorio para adquirir la nacionalidad y esto ha conducido a que ese grupo de bebés sean considerados como apátridas. 

Esto quiere decir que no pueden acceder a los servicios básicos de salud y educación. Por esta razón, el Gobierno está preparando un decreto para nacionalizar a esos recién nacidos. Dicho decreto cobijará a los hijos de migrantes venezolanos nacidos en Colombia desde el 19 de agosto de 2015 y que están en riesgo de ser considerados como apátridas.

Estado financiero

Uno de los problemas más serios del sistema de salud colombiano es su difícil situación financiera. De acuerdo con el Procurador Nacional, Fernando Carrillo Flórez la deuda que tiene el Estado con los operadores de salud asciende a los 11 billones de pesos. 

Esto ha llevado a que las IPS y EPS presten un servicio limitado, pues los operarios han tenido que restringir el acceso a los servicios de salud e interrumpir algunos tratamientos.

El sistema de salud colombiano se encuentra en un estado difícil, no solo por la falta de recursos sino por el éxodo de casi un millón y medio de venezolanos que han llevado al colapso de los centros médicos, pues han llegado a su capacidad máxima. 

Si quieres estar informado sobre el sistema de salud colombiano y los diferentes, visita www.cvn.com.co

Artículos relacionados